El divorcio de Messi y el Barça

La hambrienta parafernalia que rodea al fútbol deglute por estos días una de las noticias más jugosas del año. Qué digo del año: del siglo en curso. Porque siempre que aparezca el nombre de Messi las portadas serán vendidas como bisutería y la gente tendrá motivo para entablar una charla y discutir las mil y una posibilidades de si se queda, se va, está feliz o maldice la hora en que estampó su firma en el último contrato y estrechó la mano de Josep María Bartomeu, su nunca bien ponderado presidente.

Ir a la fuente
Author: Cubadebate