Yo también hubiese querido

Ya quisiera yo sentir la incertidumbre de otros padres ante un reinicio así. Y preocuparme por tener los nasobucos listos, la bolsita con el jabón y el gel; y sentarme con mis hijas para explicarles que el nasobuco no se quita ni se presta, que no pueden estar pegados unos con los otros, que no se pueden meter las manos en la boca ni en la nariz, que tienen que lavarse las manos constantemente, que la COVID-19 es peligrosa y tenemos que cuidarnos todos, los unos a los otros.

Ir a la fuente
Author: Cubadebate